El administrador de fincas

29 abril, 2022

29 abril, 2022

¿Tu comunidad de vecinos está considerando la idea de contratar un administrador de fincas? La gestión de bienes inmuebles constituye un tema complejo, por lo que la mayoría de comunidades en la actualidad optan por dejarlo en manos de profesionales cualificados. 

A continuación, te explicamos en detalle qué hace el administrador de fincas, cuáles son sus funciones y qué ventajas supone su contratación para los propietarios e inquilinos.

¿Qué es el administrador de fincas?

El administrador de fincas o administrador de comunidades es un profesional especializado en la gestión de fincas rústicas y urbanas.

El Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid define a esta figura como el encargado de administrar los elementos comunes de las comunidades de propietarios, así como la de bienes inmuebles y rústicos propiedad de terceros, según la Ley de Propiedad Horizontal y la Ley de Arrendamientos Urbanos y Rústicos.

Tal y como te contamos a continuación, las funciones del administrador de una comunidad de vecinos abarcan gestiones de naturaleza muy diversa. El administrador de fincas actúa como gerente, gestor, secretario, contable y mediador en reuniones de vecinos, además de prestar asesoramiento profesional sobre cualquier tema que afecte a la comunidad.

El administrador de fincas

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas?

Las obligaciones, derechos y funciones del administrador de fincas están recogidas en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Según esta normativa, el administrador es el encargado de la gestión de patrimonios urbanos y rústicos, velando por el buen funcionamiento de los bienes inmuebles, sus instalaciones y servicios y llevando a cabo las acciones necesarias para garantizar su adecuada conservación y el cumplimiento de la legislación vigente en materia de seguridad, higiene y funcionamiento.

El administrador de fincas también actúa como gerente de la comunidad de vecinos, encargándose de supervisar y controlar a los proveedores, dirigir al personal empleado dentro del inmueble o realizar las gestiones necesarias para solucionar averías. Dentro de estas tareas de gerencia también se incluye la negociación con bancos, administraciones públicas y entidades como Hacienda y la Seguridad Social para pactar las mejores condiciones económicas y de servicio para la comunidad.

Asimismo, el administrador de una comunidad de vecinos se encarga de la contabilidad de la finca, siendo el responsable de preparar el plan de gastos previsibles y proponer los medios necesarios para afrontarlos, para después someterlo a la aprobación de la Junta de Propietarios. También es responsabilidad de estos profesionales realizar liquidaciones, efectuar pagos y cobros necesarios para llevar a cabo las obras acordadas por la Junta, o gestionar los cobros de recibos a inquilinos y propietarios, entre otras tareas.

Además, cumple el papel de secretario de la comunidad de vecinos. Dentro de este área, sus principales funciones son la custodia de los libros de actas de la Junta y la documentación relativa a la comunidad, la expedición de certificados sobre el estado de las deudas de la misma o los acuerdos de la Junta y la liquidación de las deudas de propietarios morosos. 

Además, el administrador de fincas también ejerce como consejero y asesor en temas de índole muy diversa, entre los que podemos destacar:

  • Asesoría inmobiliaria: alquileres, compraventas, traspasos, IBI, rehabilitación de viviendas, valoraciones y peritaciones inmobiliarias….
  • Asesoría económica: presupuestos, liquidaciones, repercusión de obras…
  • Asesoría fiscal: pago de tributos como el IVA o el IRPF, altas censales, liquidaciones, tener al día los estatutos de la comunidad de vecinos, etc.
  • Asesoría técnica sobre aspectos arquitectónicos o industriales o servicios que afecten a la propiedad.
  • Asesoría laboral: contratos, riesgos laborales, trámites con la Seguridad Social y el SEPE, etc.

El administrador de fincas

¿Es obligatorio tener un administrador de fincas?

La Ley de Propiedad Horizontal, que detalla las normas, derechos y deberes de una comunidad de vecinos, no establece la obligación de contar con un administrador de fincas. Según esta normativa, cualquier propietario puede ejercer estas funciones, que normalmente suelen recaer sobre el presidente de la comunidad.

No obstante, el volumen de trabajo y el tiempo que suponen la gestión de estas fincas puede resultar difícil de asumir por un propietario, que además, normalmente carece de los conocimientos precisos para realizarlos adecuadamente.

Por esta razón, si bien no es obligatorio tener un administrador de fincas, actualmente la mayoría de las comunidades de vecinos optan por contratar a estos profesionales para asegurarse una gestión óptima.

El administrador de fincas

Ventajas de contratar un administrador de fincas en tu comunidad de vecinos

Los administradores de fincas son profesionales colegiados, lo que supone una garantía de que cuentan con la formación, aptitudes y experiencia necesarias para el adecuado cumplimiento de sus funciones.

El Colegio de Administradores de Fincas de cada comunidad autónoma también cubre la actuación de sus colegiados con dos seguros: una fianza colegial de hasta 30.000 euros en caso de desajustes o pérdidas en la gestión económica, y un seguro de responsabilidad civil que puede ascender hasta los 1,2 millones de euros en caso de actuaciones incorrectas o dejación de funciones. 

Además, la comunidad también contará con cobertura legal si es necesario acudir a los tribunales, ya que podrá solicitar los servicios jurídicos del Colegio de Administradores.

Gracias a su formación específica en gestión de inmuebles, el administrador de comunidades es capaz de ofrecer una visión más profesional y certera sobre los distintos asuntos que atañen a la gestión de la comunidad y valorar cuál es la solución más adecuada y rentable en cada caso, lo que supone un ahorro general para todos los propietarios e inquilinos. 

Las subvenciones públicas son un buen ejemplo de las ventajas de contar con los servicios de estos profesionales. El administrador de fincas cuenta con información actualizada sobre estas ayudas y los trámites administrativos a seguir para solicitarla, lo que facilitará enormemente el proceso burocrático.

Llegar a un acuerdo en una comunidad en la que los propietarios tienen intereses encontrados puede suponer una tarea ardua. En estos casos, el administrador de fincas puede actuar como mediador para facilitar el proceso o realizar funciones de arbitraje, evitando así acudir a la vía judicial. 

En definitiva, si bien los honorarios del administrador de fincas suponen un gasto añadido a los costes comunitarios, contar con los servicios de este profesional también reporta ventajas evidentes para la gestión de una comunidad de vecinos.

A la hora de elegir un administrador de fincas, asegúrate de que se trata de un profesional colegiado e infórmate en detalle sobre los servicios que ofrece o si cuenta con experiencia en comunidades similares a la tuya, para encontrar el perfil más adecuado según tus necesidades.

You might be interested:  Que es la pension de alimentos

Las 5 funciones de un administrador de fincas que toda comunidad de vecinos debe conocer

La tarea del encargado de la comunidad implica una gran carga de trabajo y responsabilidades. Entre las funciones de un administrador de fincas está el tener al día las cuentas de todo el edificio, asegurarse del correcto mantenimiento de los espacios comunes y controlar que se cumplan todas las normativas estatales y autonómicas.

Pero existen otras actividades a cargo del administrador de fincas que todos los propietarios de una comunidad deberían conocer. De esta manera, los vecinos podrán valorar su labor y estar al tanto de las obligaciones que acarrea este puesto.

El administrador de fincas y sus funciones

  • El rol de un administrador de fincas está estipulado en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal, que regula el ordenamiento de comunidades y edificios de viviendas a nivel estatal.
  • Según esta normativa, las cinco funciones básicas del administrador de fincas son:
  • 1- Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.

Dentro de este apartado se encuentra el control de todo el inmueble, de que cada integrante de la comunidad respete unas normas básicas de convivencia y de que tenga sus pagos al día.

Una de sus tareas es informar a los vecinos sobre las ventajas de contar con un seguro de comunidad para afrontar imprevistos.

2 – Preparar con la debida antelación y someter a la junta el plan de gastos, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.

En otras palabras, confeccionar un presupuesto que contenga todos los gastos previstos para un determinado periodo y la manera en que van a ser afrontados: mediante el cobro de gastos comunes, derramas, etc.

Te interesa:

Requisitos esenciales para ser administrador de fincas en España

3 – Atender a la conservación del inmueble, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes y dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.

4 – Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y los cobros que sean procedentes.

Ambos puntos se refieren a la necesidad del administrador de preocuparse por el mantenimiento de las instalaciones y de los espacios comunes. Además, deberá buscar la forma más eficiente de reparar o de acondicionar un daño como una fuga de agua, un acto de vandalismo o un siniestro.

Este punto también incluye las relaciones con proveedores externos de servicios o empleados propios de la finca, como jardineros, electricistas o personal de limpieza y mantenimiento.

5 – Actuar, en su caso, como secretario de la junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad y todas las demás atribuciones que se confieran.

De acuerdo con la ley, una misma persona puede actuar como administrador y secretario si la junta de vecinos así lo acuerda. En este supuesto, está obligado a brindar servicios como los que te detallamos a continuación.

Obligaciones de un administrador de fincas con funciones de secretario

El administrador de fincas

Es frecuente que los administradores asuman también el rol de secretario de la junta de vecinos. En este caso, también estará a cargo de:

  • Emitir, en concordancia con el presidente de la junta de vecinos, los documentos que declaran si una vivienda se encuentra al corriente del pago de sus obligaciones con la comunidad o si tiene deudas.
  • Certificar mediante firma (junto con la del presidente) la realización de las juntas de vecinos.
  • Tener a su cargo el libro de actas que recoge las reuniones de propietarios y conservar todos los documentos relativos a las juntas, convocatorias, comunicaciones y apoderamientos relacionados con la comunidad durante un plazo de 5 años.

Te interesa:

¿Cuáles son las ventajas de ser presidente de la comunidad?

¿Alguien que viva en la comunidad puede ser administrador de esa misma finca?

  1. No todas las personas que viven en un determinado edificio pueden convertirse en administradores. Las condiciones son las siguientes:
  2. 1– Tener una titulación que habilite para desempeñarse como administrador de fincas.

  3. 2 – Ser una empresa o un asesor de servicios inmobiliarios registrado oficialmente para poder ejercer este rol

Si bien la ley da la posibilidad de que un propietario sea el «administrador», lo más recomendable es contratar los servicios de un profesional.

Como has podido ver, la tarea de un administrador de fincas no es un trabajo de medio tiempo y requiere de una formación específica en temas normativos, contables y fiscales.

En este sentido, tu función como propietario y presidente de la comunidad es controlar que se realice este trabajo con rigor y cumpliendo con todo lo que se requiere. De este modo, todos los vecinos podréis vivir mucho más tranquilos.

El administrador de fincas

Administrador de fincas – Wikipedia, la enciclopedia libre

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada.Este aviso fue puesto el 6 de agosto de 2018.
Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección.En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto.

Edificio o finca.
Fachada del Colegio de San Ildefonso (R. Gil de Hontañón, 1543), actual rectorado de la Universidad de Alcalá de Henares, situada en la Comunidad Autónoma de Madrid, donde se puede cursar de manera no oficial Administración de Fincas.

Un administrador de fincas (administrador de comunidades, gestor de comunidades o gestor de fincas) es un profesional que se encarga de gestionar, a petición de los propietarios de fincas rústicas o urbanas, o por decisión de una junta de propietarios, los asuntos financieros, legales y técnicos necesarios para el mantenimiento y gestión económica de las mismas.

Esta profesión es de libre ejercicio en toda España, si bien existen agrupaciones (Colegios y Asociaciones) que intentan regular el servicio que se presta a los ciudadanos, facilitando a sus miembros diferentes herramientas y beneficios para el ejercicio de su actividad.[1]​

Historia y evolución (España)

Surgió con la publicación del Real Decreto de 24 de julio de 1889 [2]​por el que se publica el Código Civil. En su artículo 392 y siguientes se desarrolla el concepto de Comunidad de Bienes, así como su administración y conservación

Tras la Guerra Civil se introdujeron unas pequeñas modificaciones con la Ley de 26 de octubre de 1939,[3]​ y se acuño por primera vez la llamada “propiedad horizontal”. Pero no fue hasta la Ley 49/1960, de 21 de julio,[4]​ donde se desarrolló la Ley de Propiedad Horizontal.

Con el Decreto 693/1968, de 1 de abril,[5]​ por el que se crea el Colegio Nacional Sindical de Administradores de Fincas, se intento regular la profesión.

El Real Decreto 1665/1991, de 25 de octubre,[6]​ por el que se regulaba el sistema general de reconocimiento de los títulos de Enseñanza Superior de los Estados miembros de la Comunidad Económica Europea que exigen una formación mínima de tres años de duración. Empezaba a vislumbrar que no se trataba de una profesión regulada al no tener estudios reconocidos.

La Orden Ministerial de 19 de mayo de 1995 por la que se desarrolla el Real Decreto 1665/1991, de 25 de octubre,[7]​ por el que se regula el sistema general de reconocimiento de los títulos de Enseñanza Superior de los Estados miembros de la Unión Europea que exigen una formación mínima de tres años de duración, en lo que afecta a las profesiones de Economista, Actuario de Seguros, Diplomado en Ciencias Empresariales, Profesor Mercantil, Auditor de Cuentas y Habilitado de Clases Pasivas. Esta orden aclaraba más la situación anterior.

You might be interested:  La situacion de los hijos en el cese de la convivencia de la pareja

Con Ley 8/1999, de 6 de abril,[8]​ de Reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal, más concretamente con la nueva redacción del art.13.6 donde liberaba el ejercicio de la profesión.

La Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de septiembre de 2005,[9]​ relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales.

La Ley 2/2007, de 15 de marzo,[10]​ de sociedades profesionales. Confirmaba que al no tratarse de una profesión regulada no podían formar sociedades profesionales.

La Ley 17/2009, de 23 de noviembre,[11]​ sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio (Ley Paraguas). Regulaba el libre ejercicio de la profesión.

Y Ley 25/2009, de 22 de diciembre,[12]​ de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio (Ley Omnibus). Adaptaba las diferentes discrepancias para liberar totalmente su ejercicio.

Por último, para aclarar y resumir lo expuesto en los párrafos anteriores les remito a la nota de prensa[13]​ y al informe sobre un Proyecto de Real Decreto[14]​ emitidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esta profesión tiene una gran controversia debido a que hubo un intento de regulación, pero hoy día no existe ninguna que la regule por lo que también es una profesión no regulada[15]​ y por tanto de libre ejercicio que tiene diferentes denominaciones.

Formación y requisitos (España)

Para ser administrador o administradora:

El cargo de administrador y, en su caso, el de secretario-administrador podrá ser ejercido por cualquier propietario, así como por personas físicas con cualificación profesional suficiente y legalmente reconocida para ejercer dichas funciones (cualifiación no existente en España). También podrá recaer en corporaciones y otras personas jurídicas en los términos establecidos en el ordenamiento jurídico.

Al no existir una formación oficial específica para desarrollar esta actividad los diferentes colegios y asociaciones, establecen de forma privada los requisitos para poder acceder a estas agrupaciones, desde estudios privados propios a organizados por universidades, Institutos y/o centros formativos de manera privada y/o a través de titulaciones superiores,[16]​ que en algunos casos no tienen nada que ver con las funciones que estos profesionales desarrollan, por lo cual antes de contratar sus servicios es recomendable conocer su ética y profesionalidad antes de que si existe o no colegiación, la cual ''no es obligatoria.''

Remuneración

El Secretario cobrará unos honorarios por los servicios que preste a la Comunidad de Propietarios, estos honorarios variarán dependiendo de los servicios que preste.

No existen unas tarifas fijas y cada administrador de fincas puede establecer sus propios precios, aunque los administradores colegiados establecen un rango de precios mínimo para no generar competencia a la baja y poder seguir ofreciendo un buen servicio.

Los honorarios serán revisados el día 1 de enero de cada año en función del cierre del IPC a fecha 31 de diciembre del año anterior.

Véase también

  • Comunidad de vecinos
  • Edificio
  • Finca
  • Propiedad horizontal
  • Administración de Fincas

Referencias

  1. ↑ Noticias Vigo (17 de enero de 2020). «Nuevas Oportunidades de Futuro». Consultado el 27 de febrero de 2018. 
  2. ↑ «BOE.es – Documento consolidado BOE-A-1889-4763». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  3. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1939-12087». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  4. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1960-10906». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  5. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1968-467». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  6. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1991-28262». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  7. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1995-12366». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  8. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-1999-7858». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  9. ↑ «BOE.es – Documento DOUE-L-2005-81828». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  10. ↑ «BOE.es – Documento consolidado BOE-A-2007-5584». www.boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  11. ↑ «BOE.es – Documento consolidado BOE-A-2009-18731». boe.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  12. ↑ «BOE.es – Documento BOE-A-2009-20725». www.boe.es. Consultado el 14 de febrero de 2017. 
  13. ↑ «La CNMC publica el Informe sobre los nuevos Estatutos Generales de los Colegios de Administradores de Fincas y su Consejo Superior. | CNMC». www.cnmc.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  14. ↑ «IPN/CNMC/025/15 – PROYECTO DE R.D. QUE APRUEBA ESTATUTOS GENERALES DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES DE ADMINISTRADORES DE FINCAS Y DE SU CONSEJO GENERAL. | CNMC». www.cnmc.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  15. ↑ «Reconocimiento de títulos | Empleo | Ministerio – Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (es)». www.mineco.gob.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  16. ↑ «Títulos de acceso directo a la colegiación». 10 de diciembre de 2015
  • Datos: Q1090219

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Administrador_de_fincas&oldid=142765732»

Qué es un administrador de fincas

Administrador de fincas, gestión de alquileres, comunidad de propietarios todas estos conceptos pueden ser significados sobre qué es un administrador de fincas.

Este se encarga de gestionar a petición de los propietarios o por decisión de una junta de propietarios; los asuntos financieros, legales y técnicos necesarios para el mantenimiento y gestión de fincas rústicas o urbanas. ¿Quieres saber más sobre qué es un administrador de fincas?

Un administrador de fincas es una figura muy importante en una comunidad. Es un punto de mediación, y un soporte muy importante ante cualquier conflicto.

 Esta profesión es de libre ejercicio en toda España, si bien existen agrupaciones que intentan regular el servicio que se presta a los ciudadanos, facilitando a sus miembros diferentes herramientas y beneficios para el ejercicio de su actividad.

¿Interesante, verdad? ¡Pues no te pierdas este post!

Primero de todo… ¿Qué hay que hacer para ser administrador de fincas?

Para poder trabajar en un futuro como técnico administrador de fincas, y desarrollar tus capacidades como tal, es importante cumplir con los siguientes requisitos:

  • Poseer el título administrador de fincas correspondiente: con Euroinnova Formación podrás obtener el título oficial de administrador de fincas, gracias a este curso de administrador de fincas.
  • Poseer una disponibilidad adecuada: el administrador de fincas debe estar disponible cuando las comunidades de propietarios lo necesiten.
  • Tener experiencia demostrable en el puesto.
  • Ser capaz de manejar situaciones de estrés.
  • Poseer experiencia en la formalización de gestiones: debe ser capaz de llevar todos los temas del día a día.
  • Ser capaz de manejar situaciones de estrés.
  • Saber gestionar los números: debe tener las cuentas controladas, a través del control de costes, cobro de recibos y pagos.
  • Ser capaz de preparar juntas de vecinos: debe poseer total disponibilidad para preparar y asistir a las juntas de vecinos.

¿Qué hay que estudiar para ser administrador de fincas?

Si quieres ser administrador de fincas, deberás realizar una formación habilitante para ejercer de administrador de fincas. Como la que te ofrecemos, más adelante, en Euroinnova.

Además, un administrador de fincas debe contar con estos requisitos:

  • Estar disponible siempre, al administrador de fincas se le debe contactar de forma rápida y sencilla.
  • Tener conocimientos y/o experiencia en gestiones.
  • Ser capaz de trabajar bajo presión.
  • Poseer conocimientos en contabilidad… tú y los números os deberéis llevar bien.
  • Disponer de una alta capacidad de gestión y organización, con el objeto de preparar las juntas de una forma minuciosa y organizada.

Antes de entrar en profundidad a ver qué es un administrador de fincas, te queremos contar los requisitos para ser administrador de fincas

Un administrador de finca o de la propiedad es un profesional que supervisa y se encarga del mantenimiento de la propiedad de un individuo o grupo. Son responsables de ejecutar las normas y reglamentos pertinentes para la propiedad de acuerdo con las autoridades gubernamentales, así como de hacer cumplir y mantener los contratos vigentes.

You might be interested:  A que indemnizacion tengo derecho si despiden

Los administradores de propiedades a menudo son contratados por personas que no pueden manejar los asuntos cotidianos de un edificio residencial, por lo que no necesitan contratar a sus propios empleados.

Esto incluye cosas como cobrar el alquiler, responder a emergencias y programar reparaciones.

¿Cuáles son las funciones de un administrador de fincas?

  • Seleccionar al arrendatario, constituye una fianza, se encarga de la redacción y firma del contrato.
  • Obtener la cédula de habitabilidad.
  • Cobrar la renta y actualizarla.
  • Realizar el pago de gastos e impuestos.
  • Gestionar el traspaso de locales comerciales.
  • Atender las obras de mejora y reparación.
  • Realizar liquidaciones a los propietarios.
  • Gestionar los asuntos relacionados con vecinos morosos.
  • Asesorar sobre cualquier cuestión relativa al arrendamiento.

Para ser administrador de fincas se necesita:

  • Ser flexible, para poder hacer frente a las situaciones muy diversas.
  • Habilidades de comunicación y la capacidad de hacer tratar con una amplia variedad de personas.
  • Conocimientos de matemáticas.
  • Fuertes habilidades de planificación.
  • Interés por los edificios y la forma en que se construyen.
  • Buenas habilidades de TIC.
  • Conocimientos sobre la legislación relativa a los arrendadores y arrendatarios.

Con este curso de gestión que te proponemos estarás capacitado para llevar a cabo la gestión y constitución de comunidades, así como para realizar la administración de complejos inmobiliarios privados o la administración de patrimonios inmobiliarios. 

Este curso administrador de fincas avalado por la UEMC te prepara profesionalmente para ejercer como administrador de fincas y desarrollar tu carrera profesional en este importante sector.

Conocerás los derechos y obligaciones de la comunidad, los servicios de control de costes, la metodología más eficiente en la gestión y administración, los procedimientos judiciales.

Cabe destacar que es válido para baremar en bolsas de trabajo y oposiciones convocadas por la administración pública (Consultar las bases del concurso u oposiciones).

¡¡ES UN CURSO BAREMABLE PARA OPOSICIONES!!

Los objetivos del curso de administrador de fincas

Los cursos online de Euroinnova ponen a tu alcance los conocimientos necesarios para llevar a cabo las funciones de los administradores de comunidades. Para ello, se establecen los siguientes objetivos:

  • Obtener la Titulación Oficial que le acredita para ejercer como Administrador de Fincas y Gestor de Comunidades.
  • Aportar al alumno de un modo rápido y sencillo las competencias necesarias para llevar a cabo la gestión y dirección de comunidades.
  • Prepararse para ejercer como Administrador de Fincas y Gestor de Comunidades. Gestión de su propia empresa de Gestión de Alquileres,
  • Administración de Patrimonios Inmobiliarios, Gestión de todo tipo de Comunidades de Vecinos, etc.

Artículos relacionados

Opiniones de nuestros alumnos

Media de opiniones en los Cursos y Master online de Euroinnova

4,6

Valoración del centro

4,9

Valoración del claustro

Esther B. D.

MURCIA

Opinión sobre el Administrador de Fincas (Titulacion Universitaria + 8 Creditos ECTS)

Me ha gustado mucho tanto la plataforma como el contenido. Relación calidad-precio excelente.

  • JOSE ALEJANDRO
  • MÁLAGA
  • Opinión sobre el Postgrado en Administración de Fincas y Gestión de Comunidades de Propietarios + Titulación Universitaria

Materiales y contenidos actualizados, muy recomendable.

María L. H.

ALICANTE

Opinión sobre el Perito Judicial en Administracion de Fincas y Comunidades de Propietarios + Titulacion Universitaria en Elaboracion de Informes Periciales (Doble Titulacion con 5 Creditos ECTS)

Muy bien. Lo recomendaría 100%.

Paula G. F.

BARCELONA

Opinión sobre el Curso Superior en Gestion de Comunidades de Propietarios

En general muy bien. Volveré a matricularme con Euroinnova.

Daniel T. A.

SORIA

Opinión sobre el Curso Superior en Administracion de Fincas y Contabilidad para Inmobiliarias

Todo perfecto. Ya he realizado varios cursos con Euroinnova y pienso repetir!

Autor del artículo

Ester González Segovia

Copywriter

Graduada en Información y Documentación por la Universidad de Granada. Máster en Marketing y Publicidad en la era digital por la Escuela de Comunicación y Marketing en Granada (ESCO). Actualmente desarrolla sus funciones en el departamento de marketing como copywriter. Se ocupa de la corrección y redacción de contenidos digitales con posicionamiento SEO.

Administrador de fincas – Economipedia

Un administrador de fincas es un profesional que realiza servicios de gestión económica, financiera, técnica o legal para los propietarios de fincas rústicas o urbanas.

El administrador de fincas, por tanto, es un profesional contratado, habitualmente, por las diferentes comunidades de vecinos o propietarios. Esto, con el fin de que el administrador se encargue de gestionar todas aquellas gestiones relacionadas con aspectos comunes, que afecten a todos los propietarios.

  • A continuación veremos los requisitos necesarios, sus funciones y las diferencias con el agente inmobiliario.
  • Un administrador de fincas debe cumplir una serie de requisitos para realizar su trabajo de la mejor manera posible.
  • Entre ellos podemos destacar los que mostramos a continuación:
  • En primer lugar, tenemos el requisito de titulación. En la mayoría de países se suele exigir un mínimo e incluso algún título específico. Cualquier persona, además de los propietarios (excepto el presidente), puede ser administrador y también las personas jurídicas.
  • En muchos países es obligatorio estar colegiado. El colegio profesional cobrará una serie de cuotas, prestando a cambio determinados servicios.
  • Por otro lado, como es lógico, este debe ser elegido por la comunidad de vecinos de forma asamblearia y mayoritaria.

Los administradores de fincas tienen diversas funciones que deben realizar de forma eficaz y eficiente.

Veamos las más relevantes:

  • Quizá la más conocida sea la convocatoria de las asambleas y la llevanza de los registros. De esta forma, se discutirán los aspectos de inventarios, cuentas anuales y otros relacionados. Por supuesto, se incluirá un presupuesto detallado de gastos e ingresos para el siguiente año.
  • Por otro lado, es responsable de la contabilidad y el cumplimiento de la legalidad en la comunidad que gestiona. Así, se convierte en el asesor principal de los propietarios.
  • Además, tiene la obligación de contestar a los requerimientos de los vecinos y aportar soluciones a los problemas que surjan.
  • Una de las actividades esenciales es el cobro de las cuotas de comunidad. En este caso tiene potestad para exigir y si es preciso, con la autorización de la asamblea, iniciar acciones legales contra los que no las paguen.
  • Por otro lado, tiene una labor de asesoramiento en el contrato de seguros, mantenimiento y otras cuestiones que afecten a la comunidad.

Vamos a ver, para terminar, algunas diferencias entre el administrador de fincas y el agente inmobiliario. Aunque está claro que son figuras diferentes, quizá convenga ver algunos detalles.

  • En primer lugar, ambos puestos de trabajo son distintos. El administrador administra comunidades y el agente inmobiliario gestiona la compra y venta de las viviendas que la forman. Por tanto, el administrador no hace labores de venta de viviendas.
  • El administrador debe resolver los problemas que afectan a la comunidad, mientras el agente se centra en las viviendas que el propietario le cede para que las venda.
  • El administrador de fincas, como hemos mencionado, llevará la contabilidad de la comunidad y puede ser cualquier propietario. Sin embargo, el agente inmobiliario no tiene nada que ver con la propiedad ni la comunidad y, por supuesto, no puede acceder a sus cuentas.

Sigue aprendiendo sobre bolsa, inversión y finanzas.

Sabemos que el conocimiento financiero es fundamental para que tengas prosperidad en tu vida económica y personal, y por eso te ofrecemos (gratis) los siguientes contenidos:

  • Newsletter con consejos sobre bolsa, inversión y finanzas.
  • Acceso al primer episodio de cada curso del Campus.
  • Acceso a los clips (píldoras breves de contenido en vídeo) del Campus.

Enrique Rus Arias, 03 de diciembre, 2021Administrador de fincas. Economipedia.com

¿Quieres dejar un comentario?

Comentar