Que hacer con un vecino que no respeta la convivencia

Gritos, ruidos a deshoras, pasillos y ascensores sucios, impagos de la cuota de la comunidad de propietarios… En un vecindario hay cientos de molestias que, de no evitarse o solucionar a tiempo, se convierten en un problema enquistado y de muy difícil remedio.

Para evitar conflictos, lo mejor es prevenirlos y ser respetuoso, sin olvidarse de conocer los derechos y las obligaciones.

Además, como se explica en el artículo, se pueden llevar a cabo otras estrategias, como dialogar y ser flexibles con las acciones de los demás o avisar de cualquier actuación que se tendría que acometer y que podría resultar incómoda para el resto.

La convivencia con los vecinos es un foco de problemas que no siempre se pueden esquivar, aunque conviene intentarlo o, al menos, procurar retrasarlos lo más posible y encontrar posibles soluciones ante, por ejemplo, ruidos o impagos. Estas son precisamente las situaciones que más molestan de los vecinos, sobre todo a las mujeres (en especial a las que tienen entre 56 y 65 años), según un estudio sobre causas y consecuencias de conflictos vecinales en España.

Las seis estrategias que se proponen a continuación pretenden ayudar a evitar o minimizar este tipo de conflictos con los vecinos.

Los problemas entre vecinos no siempre se pueden prevenir, pero hay que intentarlo y tener una actitud respetuosa. Prevenir un conflicto siempre será mejor que tener que perder tiempo, fuerzas y dinero en solucionarlo. Cada vecino debe poner algo de su parte y es responsabilidad de cada uno pensar en el bien común y no alterar el orden establecido en la comunidad.

Hay que ser educados y amables con los vecinos siempre que surja la ocasión (saludar al cruzarse con ellos, abrirles la puerta o ayudarles si van muy cargados, etc.

) y estar dispuestos a echarles una mano en caso de que tengan un problema. Pero no conviene ser obsequioso ni confundir vecindad con amistad, ya que se pueden crear malentendidos.

Lo más oportuno es, siempre, ser amigables pero marcando cierta distancia.

Que hacer con un vecino que no respeta la convivenciaImagen: Fabio Téllez

Un problema recurrente (más durante estos años de crisis) es el impago de las cuotas de la comunidad por parte de algún propietario. Conviene dialogar para intentar solucionar el problema con el vecino moroso y negociar una manera de pago alternativa durante el tiempo que necesite.

Las obras son, casi de manera inevitable, una fuente de conflictos en un vecindario.

Quienes las hagan deben informar al presidente y a los vecinos que se verán más afectados por ellas, además de no olvidarse de colocar una fotocopia del permiso en la puerta de casa.

Se debe indicar, también, el horario en el que trabajan los operarios y la fecha de término de la obra. Es el mejor modo de hacer las cosas bien y de mostrar respeto por los vecinos.

Que hacer con un vecino que no respeta la convivenciaImagen: Mike Babiarz

Si la fiesta de un vecino no deja dormir y ha pasado una hora prudencial, será el momento de acercarse a su casa para hablar con él; pero siempre, con una sonrisa y midiendo muy bien las palabras.

Un tono agresivo puede ser el detonante de una discusión, mientras que si se da a entender al vecino que su ruido está molestando a toda la comunidad, es probable que atienda a razones y deje de armar jaleo.

Si es al contrario, y la fiesta la damos nosotros (o se hará una actividad más ruidosa de lo normal), se debe avisar en persona a cada uno de los vecinos a los que pueda molestar y darles una hora aproximada del término de la reunión. De este modo, verán que la intención es molestar lo menos posible.

Garaje, ascensor, local social, piscina… Cada uno de estos espacios comunes pueden ser utilizados por todos los vecinos, por lo que muchas veces son una gran fuente de problemas.

Para que la convivencia sea armoniosa, deben estar meridianamente claras las normas de uso de zonas comunes como la piscina (invitar o no amigos de fuera de la comunidad, etc.

), el cuidado del jardín (si se permite usar pelotas o bicicletas a los niños), etc.

Tener previstas de antemano las situaciones y unas respuestas concretas hará más difícil que surjan problemas de envergadura.

Que hacer con un vecino que no respeta la convivenciaImagen: Jim_Filim

Ante problemas vecinales, lo mejor es tratar de solucionarlo con diálogo y negociando. Pero si las estrategias para resolver los conflictos no han dado resultado, siempre se puede acudir a distintas instancias, según el problema del que se trate.

  • La primera persona a la que presentarse, si un problema vecinal persiste, es el presidente (si el problema es grave y afecta a todos, se debería pedir la convocatoria de una junta de vecinos).
  • Este debe velar por el buen funcionamiento de la comunidad, y se puede acudir a él para trasladarle cualquier preocupación, incluso si se trata de un conflicto de convivencia entre vecinos.
  • Si el presidente no puede solucionar el problema, o excede de sus competencias, puedes acudir al administrador de la propiedad, que tiene también entre sus funciones resolver problemas que se puedan ocasionar en la comunidad.

Si los anteriores fallan, o si estamos ante un asunto grave o que pueda ser delictivo, conviene ponerse en contacto con la Policía municipal o nacional. Probablemente pedirán los datos de quien realice la denuncia.

Junto a la opción de acudir a la policía, es poco deseable. Pero si no encuentras solución al problema o, debido a las circunstancias o deriva de la situación no te queda más remedio, puedes contratar un abogado experto en la materia para que te oriente. Si es necesario, recurrirá a la vía judicial para resolver el conflicto.

Actuar de manera conjunta con el resto de vecinos

Si un vecino molesta y, a pesar de haber tratado el problema con él de buenas maneras, no cambia de actitud, nunca hay que tomar decisiones ni actuar sin conocimiento de toda la comunidad.

En ese caso, hay que convocar una reunión de la comunidad, haciendo saber a los vecinos nuestras quejas y dejar todo reflejado en el libro de actas.

Si el vecino no acude a la reunión, o no varía su actitud, se debe celebrar otra reunión recogiendo de nuevo en el libro de actas todos los problemas y detalles. Este escrito lo deberían firmar todos los asistentes. Con el libro de actas, el presidente de la comunidad deberá formular una denuncia en el juzgado.

Contents

Qué hacer cuando un vecino no cumple las normas -canalHOGAR

4 min Para facilitar la tranquila convivencia de los vecinos de un bloque de pisos o urbanización, existen una serie de normas que todos los vecinos deben respetar, sin embargo, es común que se den conductas denunciables en una comunidad.

Si tienes la mala suerte de contar con un vecino o vecinos que no observan las normas de convivencia mínimas para vivir en un vecindario, es necesario que sepas cuáles son las conductas denunciables en una comunidad de vecinos para que puedas tomar medidas.

Normas de las comunidades de vecinos

Que hacer con un vecino que no respeta la convivencia

Normalmente casi todas las normas recogidas en los estatutos que no se cumplan son denunciables, salvo que se apruebe en una junta de vecinos lo contrario. Las normas de convivencia de un patio de vecinos que frecuentemente se incumplen y pueden tener denuncia son:

No respetar los espacios comunes

Tirar desperdicios o romper mobiliario localizado en portales, escaleras, entrada al edificio, salidas de emergencia y zona ajardinada, etc. Todo ello, además de generar trabajo extra para el conserje, puede conllevar que una comunidad decida denunciar al inquilino de un edificio.

You might be interested:  Tendederos en el patio de luces de la comunidad

Agresión verbal o física

Cualquier tipo de agresión realizada por un vecino. También cualquier tipo de acoso. Esto suele ser muy común en personas con problemas psicológicos a otros vecinos o proveedores de servicios como el conserje. En estos casos, se puede solicitar un examen médico.

Ruidos

Esta es la causa más común en las denuncias vecinales y por la que suelen ganar más juicios los denunciantes. El uso y disfrute de un hogar será respetado, siempre y cuando no dañe al resto de vecinos.

Con respecto a los ruidos, estos no podrán superar los 65 decibelios durante el día y los 55 decibelios por la noche, según la normativa europea; ya sea por música alta, por ruidos de animales, etc.

Además, se deberán respetar los horarios de descanso y conocer hasta que hora se hacer ruido, por ejemplo, por obras..

Alteración de los elementos comunes

En especial, las fachadas interiores o exteriores. La comunidad o cualquier vecino podrán denunciar a otro que coloque aparatos de aire acondicionado, toldos, antenas o anuncios publicitarios, entre otros. Sin el permiso previo y por escrito de la Junta de Propietarios.

Plazas de garaje y trasteros

Las plazas de garaje y los trasteros serán usados solo y exclusivamente para lo que han sido creados. En el caso de que se quieran usar para otros fines, se deberá consultar previamente con la junta de vecinos.

Pincha aquí para ver la infografía completa de las normas en la comunidad de vecinos. Y recuerda que en cualquiera de estos casos, el vecino o vecinos afectados pueden denunciar la situación en busca de soluciones y acabar con el abuso que se esté padeciendo.

El primer paso siempre será hablar entre los implicados, después con el presidente de la comunidad y el administrador para que convoquen una junta y tratar el tema. El último paso es interponer la denuncia. Ante dudas de si una situación es o no denunciable, consulta con el administrador y un abogado para proceder de la manera más adecuada.

Las conductas denunciables en una comunidad pueden llegar a ser muy molestas, lo mejor es buscar solución lo antes posible para evitar males mayores de cualquier índole. Disfruta ahora de tu Seguro del Hogar MAPFRE informándote de sus condiciones y precio en una sola llamada.

CALCULA TU PRECIO

Que hacer con un vecino que no respeta la convivencia

canalHOGAR

¿Cuáles son las consecuencias de incumplir las normas de una comunidad de propietarios?

  • En numerosas ocasiones, la convivencia en las comunidades de propietarios se puede ver negativamente afectada por el incumplimiento de las normas de respeto o de conducta básicas y de sus obligaciones económicas por parte de uno o varios vecinos, ya sean las recogidas en la ley, en los estatutos de la comunidad o en su reglamento de normas internas.
  • Ante esta situación, los órganos de gobierno de la comunidad (presidente, vicepresidente, secretario o secretario-administrador) y la junta de propietarios deberán actuar con el fin de salvaguardar la convivencia y respeto dentro de la comunidad. En los siguientes puntos se detallarán las principales obligaciones de los vecinos de la comunidad, así como las acciones que podrá llevar a cabo la comunidad en el caso de que se produzca su incumplimiento:
  • Las principales obligaciones y normas de convivencia de los vecinos de una comunidad de propietarios aparecen recogidas en la ley, en concreto, en la Ley de Propiedad Horizontal, destacándose las siguientes:
  • Respetar las instalaciones generales de la comunidad y restantes elementos comunes, ya sean de uso general o privativo de cualquiera de los propietarios, haciendo un uso adecuado de los mismos y evitando en todo momento que se causen daños o desperfectos.
  • Mantener en buen estado de conservación su propio vivienda o local, en términos que no perjudiquen a la comunidad o a los otros propietarios, resarciendo los daños que ocasione por su descuido o por el de los ocupantes de la vivienda o local (inquilinos, usufructuarios, etc).
  • Consentir el acceso a las viviendas y locales para llevar a cabo las reparaciones que sean necesarias al servicio del inmueble y permitir las obras o actuaciones necesarias para la seguridad del inmueble.
  • Contribuir, con arreglo a la cuota de participación correspondiente, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento de la comunidad, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización (obligación económica).

En todo caso, los estatutos de la comunidad, así como su reglamento de normas internas, podrán establecer otras obligaciones de debido cumplimiento por parte de los vecinos de la comunidad.

Las normas de conducta o comportamiento de una comunidad de vecinos son de obligado cumplimiento para todos los propietarios de cada una de las viviendas o locales en las que se divide la comunidad, así como para cualquiera de los ocupantes de dichas viviendas o usuarios de los locales. De esta forma, son de obligado cumplimiento también para los arrendatarios, usufructuarios, cesionarios, o cualquier otra persona que bajo otro tipo de contrato ocupe las viviendas o tenga cedido el uso de un local situado en la comunidad.

Teniendo en cuenta los distintos tipos de obligaciones de propietarios y vecinos de una comunidad antes mencionados, estos podrán incurrir en algunos de los siguientes tipos de incumplimientos:

3.1 Incumplimiento de las obligaciones económicas:

Los propietarios de cada vivienda o local deberán hacerse cargo del pago de las cuotas de comunidad para garantizar el sostenimiento de sus gastos de administración y mantenimiento (p. ej. gastos de limpieza, seguros de la comunidad, etc.).

Además de este tipo de gastos, en ciertas ocasiones la junta de propietarios podrá aprobar derramas o cuotas especiales para hacer frente a los gastos excepcionales de la comunidad (p. ej.

derrama especial para financiar el cambio de los ascensores, para la reparación de averías, etc.).

Finalmente, también se podrán aprobar otras cuotas adicionales para el uso de ciertas zonas comunes (p. ej. cuota especial para poder hacer uso de las pistas deportivas comunes), cuyo pago será obligatorio en el caso de que el propietario u ocupante de la vivienda haga uso de dichas zonas.

En estos casos, el incumplimiento tendrá lugar cuando el propietario se retrase o se niegue al pago de estas obligaciones.

Los arrendatarios u otros ocupantes legales del inmueble podrán estar obligados al pago de la cuota de la comunidad si así se acuerda de forma expresa con el propietario. En todo caso, si estos incumplen sus obligaciones, se deberán requerir las cantidades adeudadas al propietario de la vivienda o local.

3.2 Incumplimiento de las normas de conducta y conveniencia:

Dentro de este punto se incluyen todos los casos en los que uno o varios vecinos atentan contra las normas esenciales de convivencia, afectando de forma negativa a otros vecinos de la comunidad. Dentro de este tipo de conductas se pueden encontrar la realización de actividades ruidosas o molestosas, el depósito de basuras en zonas comunes, la falta de limpieza o mantenimiento de las viviendas, etc.

Se trata, en todos los casos, de situaciones en las que se producen molestias a los restantes vecinos o en las que se provocan daños en las zonas comunes por la actuación incívica o negligente de uno o varios vecinos.

3.3 Incumplimiento de las normas concretas de la comunidad de propietarios:

Como se ha indicado anteriormente, las comunidades de propietarios tienen la potestad de aprobar reglamentos de normas internas para regular su funcionamiento, a parte de las normas básicas de convivencia de los vecinos antes indicadas. Al igual que en el caso anterior, el incumplimiento de estas obligaciones permitirá a la comunidad adoptar una serie de medidas para el cese del incumplimiento.

Ante la existencia de un incumplimiento o conducta inadecuada de uno o varios vecinos, el presidente de la comunidad, o su vicepresidente, podrán adoptar las siguientes medidas:

4.1 Amonestación verbal o escrita al vecino incumplidor

La primera medida que deberá adoptar el presidente de la comunidad, o en su caso el vicepresidente, a iniciativa propia o por petición realizada por uno o varios vecinos, será la de comunicar al propietario u ocupante de la vivienda o local incumplidor la necesidad de que cese en su incumplimiento mediante el envío de una carta o escrito de queja. En esta carta se deberá indicar, de forma expresa, que se iniciarán las correspondientes acciones legales en el caso de que dicho vecino no cese con su incumplimiento.

En el caso concreto del incumplimiento de las obligaciones económicas, se deberá pedir al vecino deudor a que haga el pago mediante la correspondiente notificación de deuda.

En todo caso, antes de la formalización de este documento, se deberá acordar en la junta de propietarios la certificación de la deuda total, lo cual permitirá acudir a la vía judicial de forma consensuada por toda la comunidad.

En este caso, la principal ventaja del envío de la notificación de deuda es que deja constancia, por escrito, del requerimiento de la deuda, lo cual podrá ser como prueba del incumplimiento en el pago de las cuotas al acudir a la vía judicial.

La comunidad de propietarios, por sí misma, no tiene la potestad de imponer sanciones a los vecinos incumplidores. Únicamente, en el caso del incumplimiento de los pagos de las obligaciones económicas, podrá exigir el pago de intereses de demora en las cuotas atrasadas.

You might be interested:  Instalacion de nuevos servicios por la comunidad de propietarios

4.2 Inicio de acciones judiciales

El presidente de la comunidad, previa autorización expresa por parte de la junta de propietarios, podrá iniciar las acciones correspondientes para terminar o cesar el incumplimiento, o bien solicitar el pago de las cantidades adeudadas en el caso de incumplimiento de las obligaciones económicas.

El/los vecino(s) que no cumpla(n) con la obligación de pago de su cuota podrá(n) verse privado(s) de su derecho a votar en la junta de propietarios. Así, podrá asistir a la junta, pero se le podría excluir de participar en la votación.

A continuación, se recogen las acciones concretas que se podrán llevar a cabo según el incumplimiento sea de carácter económico o bien sea de una norma de convivencia o de las recogidas en el reglamento de normas internas:

4.2.1 Inicio de acciones ante el incumplimiento de las obligaciones económicas

Una vez realizada la notificación de la deuda y autorizado el presidente, o en su caso el administrador, para el ejercicio de las acciones para exigir el cobro por parte de la junta de propietarios, se podrá ejercer la correspondiente reclamación de pago de las cuotas pendientes mediante el inicio de un proceso monitorio.

En concreto, dentro de la demanda se deberá indicar la cantidad total adeudada, tanto las cuotas ordinarias como las posibles derramas o cuotas extraordinarias, detallando el periodo de devengo de cada cuota debida (p. ej.

se encuentran pendiente de pago las cuotas de marzo, mayo y septiembre de 2020) y el concepto (p. ej.

derrama para el pago del cambio de ascensores), así como los posibles intereses de demora (es decir, los intereses derivados del retraso en el pago de las cuotas o derramas).

4.2.2 Inicio de acciones ante el incumplimiento de las obligaciones cívicas o internas

  1. En este caso, al igual que el anterior, el presidente, o en su caso, el administrador, si ha sido debidamente autorizado por la junta de propietarios convocada al efecto, podrá ejercer una acción de cesación en la que se solicite la terminación de la conducta dañosa o molestosa provocada por el vecino.

  2. Para el ejercicio de esta acción es necesario que quede claramente justificado que se pidió con anterioridad al vecino demandado el fin de la conducta dañina mediante la correspondiente carta de queja o escrito de amonestación antes mencionada.

  3. Además de lo anterior, se podrá también solicitar en la demanda una compensación por todos los daños y perjuicios que haya podido provocar el incumplimiento del vecino demandado a los restantes vecinos de la comunidad.

  4. En este punto, el ejercicio de las acciones judiciales antes indicadas por parte de los órganos de gobierno de la comunidad dará lugar a las siguientes consecuencias:

5.1 Consecuencias de la reclamación del pago de las cuotas

Tras el ejercicio de la acción para la reclamación de las cantidades pedidas, y una vez aceptada esta solicitud por parte del juez, se podrá exigir al vecino deudor el pago de las cuotas ejecutando la sentencia. Durante dicha ejecución, se podrá incluso solicitar el embargo de bienes del vecino deudor en el caso de que carezca de liquidez para poder hacer frente al pago de la deuda.

Las cuotas adeudadas durante el ejercicio presente y los tres anteriores para el sostenimiento de los gastos comunes de la comunidad de propietarios tendrán la condición de crédito preferente (es decir, la comunidad tendrá preferencia para exigir su pago frente a otros deudores, como puede ser el banco que tiene una hipoteca sobre la vivienda del deudor).

Por último, en el caso de que el vecino deudor realice la venta de su vivienda o local, el adquirente de esta deberá hacerse cargo de las deudas que tenía el antiguo propietario con la comunidad en el ejercicio corriente, así como en los tres ejercicios anteriores (p. ej. si la vivienda se vende en 2021, el comprador deberá hacerse cargo de las deudas del anterior propietario con la comunidad del 2021, así como del 2020, 2019 y 2018).

5.2 Consecuencias del ejercicio de la acción de cesación

  • En este caso, una vez aceptada la acción de cesación por parte del juez correspondiente, en la sentencia se indicará la obligación de cesar el incumplimiento, incluyendo también la posible indemnización por daños y perjuicios que se deberá abonar en favor de la comunidad de propietarios por su conducta.
  • En el caso de que se estime que el incumplimiento del vecino demandado sea de especial gravedad por los daños o molestias que puede provocar a los restantes vecinos, o de que de forma reiterada se haya negado a la cesación de una conducta molestosa o dañina, el juez podrá acordar la restricción del vecino demandado en el uso de su vivienda (es decir, se le prohibirá hacer uso de su vivienda o local) durante un periodo de tiempo concreto, que no podrá ser superior a los tres años.
  • Los principales incumplimientos que pueden tener lugar dentro de una comunidad de propietarios pueden ser de carácter económico (por impago de las cuotas o de las posibles derramas) o bien de las conductas cívicas o de conducta, así como las recogidas en el reglamento de normas internas, por parte de uno o varios vecinos.
  • En el caso de incumplimiento de las obligaciones económicas, la junta de propietarios podrá acudir a la vía judicial tras haberse solicitado el pago de estas obligaciones al vecino deudor, debiéndose reclamar el abono de las cantidades adeudadas, así como los correspondientes intereses de demora.

En el caso del incumplimiento de normas cívicas o de comportamiento el presidente de la comunidad de propietarios deberá, en primer lugar, solicitar al incumplidor el fin de su incumplimiento, y si el incumplimiento se mantiene, se podrá acudir a la vía judicial si así lo acuerda previamente de la junta de propietarios. A través de la vía judicial se podrá solicitar la cesación de la actividad incumplidora, así como solicitar una indemnización por los daños y perjuicios que hayan podido sufrir los restantes vecinos.

Comunidad de vecinos: ¿qué hacemos si alguien incumple las normas?

¿Vives en una comunidad de vecinos? A veces puede ser desesperante, ¿verdad? Si es tu caso, sabrás que definir las normas de convivencia es de vital importancia. Sobre todo si se da el caso, demasiado habitual, de que alguien decide no seguirlas. Por eso hoy te queremos ayudar a lidiar con el vecino que se salta las reglas.

Comunidad de vecinos: qué hacer si alguien se salta las normas

Por desgracia es bastante común, como decíamos al principio. En toda comunidad de vecinos suele haber un habitante que decide que las normas no son para él. Los casos más habituales de comportamiento perjudicial son:

Sabemos que pueden ser desesperantes y que puedes llegar a perder los nervios. Por ello hoy queremos enseñarte qué hacer para lidiar con estos problemas tan habituales de la comunidad de vecinos.

¿Qué puedo hacer si alguien se salta las normas de la comunidad de vecinos?

Cada conducta y persona es un mundo. No obstante, nosotros vamos a intentar ilustrarte acerca de cómo sobrellevar esta situación de la comunidad de vecinos. Esperamos que algunos de estos consejos puedan ayudarte a solventar el problema al que te enfrentas.

  • Infórmate sobre legislaciones, reglamentos y normativas aplicables donde vives. Cada ciudad acostumbra a tener unas reglas particulares sobre la comunidad de vecinos. Lo más habitual es que esta no cuente con poder coercitivo, pero sí con la capacidad de identificar, reportar y turnar problemáticas a organismos jurídicos.
  • Analiza el problema: ¿es un mal vecino o está incurriendo en actos delictivos? No es lo mismo. Si piensas que te encuentras en el segundo de los casos busca la asesoría de un abogado. Así podrás analizar con un profesional los hechos a ser denunciados y las posibilidades de éxito de esta formulación.
  • Convoca una reunión de la comunidad de vecinos. En ella expón el problema con claridad. Evita utilizar valoraciones sobre la persona y céntrate exclusivamente en los hechos y los actos.
  • Antes de tomar cualquier decisión, notifica a tu vecino por escrito. Solicítale el cese inmediato de las acciones molestas y refuerza tu argumento con la normativa de convivencia y un lenguaje claro y respetuoso. Las palabras suelen ayudar a solventar los problemas de la comunidad de vecinos.
  • Recuerda que todo acto hostil, verbal o físico, puede y debe ser denunciado. Para ello no se requiere del apoyo de la comunidad de vecinos. Así que basta con que la víctima ponga el suceso en manos de los tribunales competentes.

Medidas para el cumplimiento de las normas de las comunidades de vecinos

Intenta no llegar nunca a ese punto en el que la situación descarrile. Trata siempre de ponerle coto previamente. De esta manera, te queremos dar una serie de consejos de convivencia de la comunidad de vecinos que te ayudarán a conseguir que todo se mantenga en su cauce.

  • Mantén y alimenta una buena comunicación con los miembros de la comunidad de vecinos. Las reuniones, conversaciones presenciales y recursos digitales pueden ayudarte.
  • Una buena comunicación te permitirá resolver las necesidades de seguridad, vigilancia y atención en tu comunidad de vecinos.
  • Si se crea una normativa para la convivencia de la comunidad de vecinos, asegúrate de que todos los miembros tienen conocimiento de esta.
You might be interested:  Arrendatario de local incumple el plazo de duracion

Otras recomendaciones para el cumplimiento de las normas de las comunidades de vecinos

  • Si sabes que tu vecino tiene conductas violentas, evita la confrontación personal o directa.
  • Piensa en la opción de acudir a la policía. Pueden actuar en la comunidad de vecinos.

Estas son nuestras recomendaciones acerca de qué hacer si no se cumplen las normas de la comunidad de vecinos. Ahora es tu decisión.

¿Prevenir o curar? Ponte manos a la obra.

Dónde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos

Ser parte de un colectivo no es nada fácil. En nuestro modo de vida, quien más y quien menos forma parte de la sociedad. En el trabajo, en la calle… y en nuestras casas.

La mayoría de nosotros vivimos en edificios, o en residenciales, y eso implica que debemos acatar las normas establecidas para una convivencia en conjunto.

Pero ¿dónde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos?

Nuestro seguro de hogar ayuda a evitar conflictos con los vecinos, ya que en caso de una avería o daños causados a la vivienda anexa, repararán tanto los propios como los ajenos. Y si la disputa es con la comunidad, nuestra cobertura de reclamación de daños será un arma eficaz para solucionar los destrozos ocasionados.

DAME PRECIO EN 1 MIN

¿Qué problemas puede tener una comunidad? Lamentablemente pueden ser muchos, algunos vienen en forma de ruidos y disputas, otras en impagos o conductas indecorosas… Son muchas las situaciones en las que nos vemos envueltos y podemos tener problemas con nuestros vecinos.

Gestionar estos problemas a veces no es fácil, y otras no sabemos cosas como ¿quién puede poner una denuncia en una comunidad de vecinos?, o qué tipo de derechos tenemos. Conocer todos estos aspectos es esencial para vivir en nuestros hogares, veamos cómo podemos hacerlo.

Los pasos a seguir cuando hay problemas en la comunidad

El objetivo de una comunidad de vecinos es establecer unas normas de convivencia generales y de cuidar todos los aspectos del patrimonio de la colectividad. Pero las personas somos como somos, y si dos son mucho, tres es multitud. Siempre hay problemas, diferentes puntos de vista donde es difícil que un grupo se ponga de acuerdo.

Por todo ello, las rencillas entre los integrantes de una comunidad de vecinos son normales. La mayoría de ellas se pueden arreglar dialogando, y si no es el caso, ¿qué se debe hacer cuando se tiene problemas con un vecino?

En estas situaciones, si queremos saber dónde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos, estas son las opciones que tenemos:

Policía

Las fuerzas de seguridad siempre son una opción, pero solo van a ser efectivas si la situación es bastante complicada. En caso de perturbaciones, agresiones o conflictos graves, podemos llamar a la policía para que establezca una intermediación en la disputa o solucione los problemas.

Abogado

Hay ciertos casos en los que no hemos podido solucionar el problema y, pese a haber manifestado nuestra disconformidad sobre algo, esta sigue ocurriendo.

O también, puede que hayamos descubierto algún delito o malversación en los fondos colectivos. En estos casos, debemos acudir a la ley para que ejerza la fuerza a la que tenemos derecho.

Pero ¿cómo poner una denuncia a la comunidad de vecinos?

Un profesional en derecho está perfectamente cualificado para asesorarnos acerca de las leyes de propiedad horizontal y disponen de todos los requisitos legales para poder solucionar cualquier problema en una comunidad de vecinos, o denunciar a un vecino problemático.

Presidente de la comunidad

El presidente de la comunidad es un vecino que ostenta el cargo por un determinado periodo de tiempo, generalmente un año. Durante su mandato, una de sus obligaciones es la de tener la responsabilidad del buen funcionamiento y del bienestar general de la colectividad. Por lo que lo primero que debemos hacer cuando tengamos un problema es acudir a él.

Esta figura tiene la potestad de poder convocar una reunión entre todos los vecinos para exponer el caso y que se pueda solucionar de forma favorable y democrática. También, puede avisar a la persona que cause el problema de que cese en sus actividades, ya que de lo contrario la comunidad iniciará las instancias judiciales.

El problema es que como hemos dicho, esta es una figura ocasional, y muchas veces no estará lo suficientemente implicada en los problemas de la comunidad. También, hay que tener en cuenta que puede ser normal que no tenga los conocimientos de los mecanismos judiciales y extrajudiciales, y tengamos que buscar a otra figura que solucione el conflicto.

Administrador de fincas

La figura del administrador de fincas es un profesional completamente preparado y colegiado que tienen la capacitación suficiente para realizar todas las gestiones necesarias en una comunidad de vecinos.

Una de sus principales funciones es la de velar por el cumplimiento de las obligaciones que tiene cada uno de los vecinos, por lo tanto, son figuras totalmente apropiadas para realizar una medición en caso de disputa. Además, tienen la obligación de proporcionarnos la asesoría necesaria para que sepamos cómo proceder en esa situación.

¿Qué ocurre si el problema lo tengo con el presidente de la comunidad?

Una de las situaciones que no suelen ser habituales es tener un problema con el presidente de nuestra comunidad.

Bien porque haya tomado una determinación no contemplada en la junta de propietarios, o tengamos alguna sospecha de que se comporta de manera poco ética con respecto a sus responsabilidades sobre la administración colectiva, podemos llevar a cabo acciones civiles y, en algunos de los casos, penales.

Antes de que ejecutemos cualquiera de nuestros derechos, es conveniente convocar una reunión de la junta de vecinos para que la denuncia sea interpuesta por la comunidad en vez de hacerlo de forma personal. Para que esto ocurra, es necesario contar con la conformidad de al menos la cuarta parte de los propietarios del edificio.

Realizarlo de esta forma, hará que sea la propia comunidad quien actúe como demandante, en vez de serlo nosotros a nivel particular. Con las ventajas que implica esto, ya que para realizar estas acciones, será preciso contar con un abogado especialista para interponer las acciones necesarias.

Cómo prevenir problemas en la comunidad de vecinos

Hasta ahora nos hemos centrado en conocer dónde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos, pero también es muy interesante saber cómo podemos evitar problemas con las personas que conviven al lado nuestro.

Esto no siempre podremos esquivarlo, pero debemos intentarlo, ya que convivir con buena relación es importante para un buen ambiente comunitario. Estos son algunos consejos que podrán evitar un conflicto entre vecinos:

  • Prevenir las disputas: Una actitud amistosa y dialogante siempre será mejor que una agresiva y desafiante. Pensemos que un conflicto, gastará recursos en forma de tiempo, posiblemente de dinero y, por supuesto, en disgustos.
  • Flexibilidad y dureza ante los morosos: Es uno de los problemas con los vecinos más habituales en una comunidad. Muchas veces se solucionan de buena fe dando facilidades para ello. En caso contrario, no nos quedará más remedio que ser contundente.
  • Permiso e información a los vecinos en el caso de obras: Necesario para mantener un buen ambiente. Además, no debemos olvidarnos de intentar no molestar a nuestros vecinos respetando los horarios de su descanso.
  • Ruidos: Es normal contar con algún vecino más animado de lo normal. En estos casos, debemos manifestar nuestra disconformidad, pero con buen talante. Y si somos nosotros, avisar al resto y comprometernos con una finalización a una hora prudente es la forma correcta de actuar.
  • Respeto por las normas comunitarias: No podemos quejarnos de un comportamiento ajeno si somos los primeros que lo incumplimos. Las normas deben ser respetadas para una buena convivencia en común.

Seguro multirriesgo

Una herramienta que disminuye muchos conflictos en una comunidad de vecinos es la contratación de un buen seguro multirriesgo de comunidades. Este se encarga de cubrir el patrimonio comunitario y de realizar las reparaciones producidas en caso de un siniestro. También evita eficazmente posibles disputas entre personas convivientes.

Saber dónde acudir cuando hay problemas en una comunidad de vecinos es necesario para solucionar una situación indeseada. Pero, lo mejor que puede hacerse es evitarla. Para eso cada uno debe poner de su parte, bien sea con una actitud amistosa, o bien teniendo nuestros seguros de hogar, que evitarán muchas situaciones comprometidas.