Recomendaciones antes de comprar una vivienda

  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Cuando parecía que la cosa no podía ir a peor, quizá el ego del empresario o sus ganas de limpiar su imagen, lo enfangan todavía más.
  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Mantener una ingesta de agua adecuada y de forma continuada puede ser difícil. Por eso, beber agua antes de dormir es algo que la mayoría de la gente hace. ¿Te has parado a pensar si realmente te beneficia?
  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Hay límites que no se deben cruzar. Y lo que pasó entre estas tres mujeres en 'Pesadilla en el paraíso' fue un espectáculo bochornoso que nos hace un flaco favor.
  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Las últimas temporadas el pecho se ha convertido en protagonista. De cara a la próxima primavera-verano 2023 la tendencia se confirma y multiplica.
  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Si este otoño estás pensando en comprarte un abrigo todoterreno que no pase de moda fíjate en Jackie. Y encuéntralo en Zara.
  • Recomendaciones antes de comprar una vivienda Por cierto, el exlíder del PP, Pablo Casado, se alojó en este mismo colegio mayor, en cuya revista escribió, en pretendido tono de humor, un texto más parecido a las doctrinas de la violación y nazis de superioridad de la raza aria que a una sociedad democrática.

Contents

6 Consejos a considerar antes de comprar una casa RTC

Publicado: 24 agosto, 2017

Recomendaciones antes de comprar una vivienda

Comprar una casa, ya sea porque la vayamos a adquirir como una inversión o bien como nuestro futuro hogar, es siempre un proceso muy delicado e implica una importante inversión de tiempo y dinero. Muchas veces no prestamos atención a algunos aspectos que son muy importantes antes de comprar una casa.

A continuación, te enumeramos los 6 Consejos a considerar antes de comprar una casa.

1. Características de la casa

Antes de comprar una casa ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • La orientación: Puede que no sea un factor decisivo al momento de comprar una casa, aunque es bueno saber hacia dónde se encuentra orientada nuestra futura casa (sobre todo en aquella fachada en la que tenga más ventanas), por ejemplo:
    • Una orientación al sur será bastante luminosa y te ahorrará bastante dinero en calefacción, siempre y cuando tengamos buenas ventanas y un aislamiento térmico correcto.
    • Si la orientación mayoritaria es hacia el norte vas a contar con una iluminación más tenue, pero mucho más uniforme durante el día y vas a gastar más en calentar la casa en invierno; aunque, en verano, sufrirás menos por la radiación solar.
    • La orientación hacia el oeste hará que entre luz directa en las últimas horas del día.
    • Con la orientación hacia el este ocurre lo contrario, debido a que la luz del sol entrará en nuestra casa en las primeras horas de la mañana, algo que puede llegar a resultar muy agradable porque ayuda a climatizar la casa después de la noche.
    • En conclusión, las mejores orientaciones son hacia el sur y el este. La orientación hacia el norte hará que gastes más en iluminación y climatización y hacia el oeste perderás confort en las últimas horas del día y será recomendable colocar toldos o pequeños techos saledizos.
  • El espacio y la distribución general de la casa: Debes fijarte en el número de habitaciones y de baños, los pasillos, las ventanas exteriores en las habitaciones, armarios empotrados, recibidores y cualquier otro espacio destinado al almacenamiento.
  • La calidad de la construcción y los acabados: Debes fijarte en ellos porque son una garantía de seguridad, solidez y calidad. Observa minuciosamente la pintura, baldosas, zócalos, parqué, molduras, etc.
  • El estado de conservación de los elementos propios y comunes de la vivienda: Debes conocer la estructura del edificio a detalle y las posibles grietas o humedades antes de comprar una vivienda, debido a que si existieran, éstas implicarían reformas.
  • Las puertas y ventanas: Tienen que proporcionar luz, ventilación, visibilidad y aislamiento térmico y acústico para tu mayor comodidad y para el ahorro de energía eléctrica.
  • El circuito de agua: Tienes que comprobar que los grifos puedan abrirse al mismo tiempo sin que se pierda caudal de agua y que el sistema de agua caliente se adapte a lo que necesitas.
  • La instalación de gas: Debes conocer si cuenta con conexión a gas y si la instalación cumple con todos los requerimientos. Si no es correcta, la compañía te va a exigir que realices los cambios necesarios.
  • La electricidad: Antes de comprar una casa tienes que verificar las tomas de corrientes y el cableado que sea visible que se encuentre un buen estado.
  • El tipo de calefacción: Asegura de comprobar si hay y de qué tipo, si es eléctrica, central, aire o bien individual.
  • El aire acondicionado: Comprueba si cuenta con uno o si debes instalarlo en caso que lo necesites y las posibles ubicaciones de la vivienda donde podrías instalar el aire acondicionado para que te brinde la climatización ideal.

2. Ubicación

Antes de comprar una casa debes fijarte en las ventajas e inconvenientes que te ofrece la zona donde se encuentra situada:

    • Dotaciones y servicios: Van desde las zonas verdes, centros sanitarios, colegios, lugares de ocio, aparcamientos hasta las instalaciones deportivas, etc.
    • Desplazamientos: Las vías de comunicación, el transporte público, etc.
    • Bienestar: La seguridad ciudadana de la zona, los niveles de ruido, contaminación, etc.

La ubicación es clave al momento de invertir correctamente, tanto si es para vivir o para alquilar, los factores como la existencia de zonas verdes, transporte público, la proximidad a centros comérciales y centros educativos mantendrán siempre al alza tu inversión.

3. Analiza las casas con mayor capacidad de revalorización

Mi recomendación antes de comprar una casa: si ésta se encuentra destinada a la inversión te ocupes de analizar las perspectivas de crecimiento existentes en las zonas más modernas y las más dinámicas de la ciudad.

4. Analiza los gastos de la comunidad

Si éstos son muy altos o son repartidos entre muy pocos vecinos, incurrirás en unos pagos mensuales que pueden encarecer notablemente la inversión o bien la pueden hacer la menos rentable. Aquí te servirá conocer cuáles con los pagos de impuesto predial y de jueces auxuliares.

5. Sé realista y escoge una casa que puedas pagar

Comprar una casa es un asunto muy importante y, seguramente vas a querer la mejor ubicada, la de mayor tamaño, la más nueva, pero ¡Debes detenerte! ¿Puedes pagarla?

Recuerda que cuando vas a comprar una casa mediante un crédito hipotecario, éste va a formar parte de tus deudas aproximadamente de 10 a 20 años, si a eso le sumas los gastos personales, los familiares u otras responsabilidades monetarias las cuentas se nos van de las manos. Antes de comprar una vivienda debes verificar que la cuota mensualidad de tu hipoteca no supere el 45% de los ingresos netos de la unidad familiar.

Por ello, mi sugerencia es que antes de comprar una casa ampliemos el radio de acción, debemos mirar en zonas aledañas que pueden estar bien comunicadas tanto por carretera como por transporte público y donde las casas pudiesen ser más baratas.

6. Déjate asesorar por expertos

Las agencias inmobiliarias suelen hacer análisis de las necesidades de cada comprador y de los precios del mercado de la casa. Las agencias inmobiliarias conocen las condiciones de las casas ubicadas en la zona que te gusta y el precio al que la podrías comprar, de acuerdo al presupuesto que tengas.

Recomendaciones antes de comprar una vivienda

¿Qué debes tener en cuenta al comprar una casa?

Recomendaciones antes de comprar una vivienda

16 de agosto de 2022

    Compartir
You might be interested:  Descuentos de cotizaciones para empleadas de hogar

La decisión de comprar viviendaes muy importante, por ello antes de escoger una casa o apartamento debes analizar diferentes aspectos que pueden generar consecuencias a largo plazo. Para esto, te contamos qué debes tener en cuenta, qué cosas debes revisar, dónde puedes buscar y te damos consejos y recomendaciones para que tomes la mejor decisión.

Lo primero siempre será definir cuáles son las necesidades de tu familia y el presupuesto que tienes pensado destinar a dicha inversión. Siempre ten en cuenta que hay otras obligaciones que no puedes dejar de lado y debes programarte financieramente.

¿Estás buscando la casa de tus sueños? Encuéntrala aquí. 

Puntos claves de la casa
 

Dentro de los aspectos que debes revisar del inmueble estarán el estrato, la zona, el tipo de vivienda (sea apartamento o casa), número de habitaciones y/o baños y el área en metros cuadrados construidos y privados que deseas.
 

Además, la ubicación es un punto importante que no se puede dejar de lado.

Lo aconsejable es que sea un inmueble que quede cerca del lugar de trabajo, con facilidad de desplazarse a centros comerciales para entretenimiento.

También, ten en cuenta la oferta educativa de la zona y valora que sea la adecuada para tus hijos. Por último, verifica las vías de acceso, pues esto te ayudará a tener mejor movilidad por la ciudad.

Una vez delimitado lo que tú y tu familia necesitan, comienza a ver los inmuebles que están ofreciendo en el sector y que te pueden interesar.
 

¿Dónde buscar casa para comprar?
 

En nuestro portal Metrocuadrado.com tienes la oportunidad de ver la gran oferta de proyectos de vivienda disponibles en varias ciudades y municipios del país, de forma gratuita y con la posibilidad de utilizar filtros para que tu búsqueda sea más rápida y acorde a tus necesidades. También, podrás ver inmuebles para estrenar y usados.

Desde el sitio web podrás ver en detalle el inmueble por medio de fotos, lo que te dará una idea del espacio con el que cuenta, sus características y el número de contacto.
 

Recomendaciones al comprar casa
 

Antes de decidirte mira varias opciones, no te quedes con la primera. Si ya definiste un sector, recórrelo y agenda varias citas para ver los inmuebles. Compáralos y analiza las ventajas de cada casa y del sector. Además, toma nota de precios, áreas, servicios y otros detalles y analízalos con calma junto con tu familia. 

No te apresures. Según los expertos, en Colombia una familia toma entre dos y cuatro meses desde que inicia a buscar vivienda hasta que encuentra la indicada, así que no te afanes. Recuerda que la adquisición de una vivienda es una las decisiones más importantes de la vida.

Así mismo, por tu seguridad, trata que los datos que suministres para que te contacten sean los de tu empresa o celular.

Evita al máximo entregar información de tu residencia actual, salvo cuando ya estés decido por una vivienda y tengas alguna referencia de quien la vende.

Muchas veces hay ofertas falsas, de personas inescrupulosas, que tratan de aprovecharse de quienes están buscando materializar su sueño de tener vivienda propia, porque saben que en el momento cuentan con recursos económicos disponibles.
 

Errores que no debes cometer a la hora de comprar
 

Una mala decisión puede traer consecuencias y más cuando se trata de invertir en vivienda. Si no ahorras estás cometiendo un grave desacierto, pues no contar con un capital acumulado hará muy difícil la compra, ya que las entidades financieras solo prestan hasta el 90 % del valor de la vivienda.

  • Consulta nuestra Calculadora de Crédito para conocer tu capacidad de endeudamiento y el valor de las cuotas mensuales.
  • También puedes ver:
  • Contenido Metrocuadrado.com 
    Compartir

¿Te gustó esta nota?: 

No votes yet

Otros artículos relacionados

No se encontraron resultados para esta sección

8 recomendaciones a considerar antes de comprar una casa

5 minutos

Invertir en la compra de una casa es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. No solo por la erogación de dinero que implica, sino por los sentimientos que se asocian con la vida en un nuevo hogar. Existen algunas recomendaciones a considerar antes de comprar una casa que revisten gran importancia edilicia, financiera y emocional.

Además de las condiciones en las que se encuentra el inmueble, es fundamental hacer números y calcular una posible renta o tiempo de amortización. En el plano emocional, hay que tener en cuenta el proyecto de vida, si lo compartes con tu pareja y si ambos están planeando más o menos lo mismo.

1. Destino de la casa

Aunque en principio pienses en la nueva casa como una inversión de la que quieres obtener una renta, puede suceder que por diferentes circunstancias se convierta en tu hogar. En tal caso, es importante calcular no solo la rentabilidad de la vivienda, sino los gastos de mantenimiento e impuestos.

2. Condición financiera

Evaluar en qué situación financiera te encuentras es un buen punto de partida si tienes en mente comprar una vivienda. Por ejemplo, plantearte qué ingresos tienes, el capital disponible para invertir, las tasas de interés de los préstamos hipotecarios y tu capacidad para hacerles frente.

Tu primer planteo debería ser que la puedas pagar, por más que recurras a una línea de créditos. Se estima la duración de los préstamos para viviendas entre 10 y 20 años.

Te puede interesar Estrés financiero: consecuencias y cómo afrontarlo

3. Impuestos

Otro de los puntos importantes relacionado con los números es la carga impositiva que tiene la casa. Las tasas e impuestos que se asocian no solo al hecho de la compraventa en sí, sino lo que son fijos. Es importante, porque una vez que sea tuya, serás responsable de su cancelación periódica.

El pago de impuestos y facturas de la casa se debe calcular de antemano para saber cuáles son esos gastos fijos.

4. Ubicación de la casa

La zona donde se encuentre la casa es determinante, no solo en su valor, sino en las posibilidades de que su cotización aumente con el paso del tiempo. Por ejemplo, verifica los alrededores para ver si hay instituciones educativas, centros comerciales, áreas de servicio, espacios verdes.

Asimismo, ten en cuenta la accesibilidad en cuanto a calles y avenidas, los medios de transporte y la seguridad que ofrece la zona. ¿Está cerca de tu trabajo y del colegio de tus hijos? De no ser así, asegúrate los transportes próximos.

5. Características del inmueble

En este punto hay muchas cuestiones a tener en cuenta:

  • Orientación: aunque entendemos que no es un factor tan decisivo, sí vale la pena analizarlo. Sobre todo el lado de la casa que más ventanas tenga. Por ejemplo, la orientación sur y este son las preferidas por su buena iluminación y climatización natural.
  • Distribución interna: habitaciones, baños, pasillos y cocina. Si los espacios son amplios, si están bien distribuidos y si se ajustan a tu dinámica familiar (actual o proyectada a futuro). En general, se recomienda no comprar una casa que sea más grande de lo que realmente necesitas.
  • Acabados: pintura, pisos, sanitarios, espacios de guardado y otras terminaciones que consideres importantes para ti. El material y el acabado te darán indicios del tipo de edificación.
  • Estado general de conservación: revisa las paredes y el techo en busca de grietas, humedades, cerámicos flojos. Mucho de esto dependerá de la antigüedad de la casa y del uso que le dieron. Deberás plantearte si será necesario reformarla y cuánto te costará.
  • Servicios: controla las tuberías de gas y de agua, la instalación eléctrica, los desagües cloacales, la calefacción y el aire acondicionado.

6. Tamaño del lote

Muchas veces no se tiene en cuenta el tamaño de todo el terreno de la propiedad. Quizás puedas ampliar la construcción actual de la casa o bien edificar otro inmueble dentro del mismo lote y generar una renta.

7. Asesoramiento profesional

Creemos que es crucial contar con la ayuda de un agente inmobiliario para una operación de tal envergadura. Es una de las recomendaciones a considerar antes de comprar una casa.

Sin embargo, también es fundamental indagar sobre la reputación de quien vayas a contratar. Ponte en contacto con otras personas que hayan operado con él, averigua que cuente con la habilitación para trabajar en bienes raíces y otros datos que te brinden confianza.

8. Asesoramiento técnico

Si sientes que una casa te interesa de verdad, es una buena idea solicitar una segunda entrevista para ir con un especialista en construcciones. Puede suceder que las paredes presenten algunas grietas, pero que no estemos seguros sobre la importancia o gravedad de las mismas.

Es por esto que una mirada profesional es fundamental antes de cerrar cualquier trato. La misma persona podrá darte más recomendaciones antes de comprar una casa, con base en su experiencia.

Un agente inmobiliario puede aportar seguridad en el proceso de compra, considerando aspectos que se tienden a pasar por alto.

Tomarlo con calma es de las mejores recomendaciones antes de comprar una casa

Estas consideraciones son solo orientativas. Seguro habrá muchas más y quizás algunas sean más importantes que otras, según tus circunstancias personales.

Lo que quisiéramos recalcar es que pasar de ser inquilinos a propietarios es un paso tan gigante como trascendental en la vida de cualquiera. En este sentido, las responsabilidades son diferentes y las motivaciones para mantener el hogar en buen estado también cambiarán.

You might be interested:  Beneficios fiscales para personas con discapacidad

Finalmente, para que el proceso de selección sea más ordenado, te sugerimos que te armes una carpeta especial con las diferentes opciones de casas que veas. Registra todos los datos que consideres importantes, como precio y condiciones de pago. Esperamos que pronto puedas comprar la mejor casa para ti y tu familia.

Te podría interesar…

6 consejos antes de comprar vivienda que debes tener en cuenta

Si estás pensando en comprar parece que todo son buenas noticias, pero debes tener en cuenta algunos consejos antes de comprar vivienda.

2016 arrancó con fuerza y parece un muy buen año para todo el que estaba pensando en comprar la casa de sus sueños. El número de préstamos hipotecarios va creciendo a buen ritmo y los precios de las viviendas aún se mantienen bajos a pesar de que también está aumentando la generación de puestos de trabajo.

Por ello, este 2016 puede ser el momento perfecto para adquirir tu vivienda.

Pero no todo es tan sencillo. Hipotecas, intereses fijos, variables,… La simple mención de los variados términos inmobiliarios basta para inquietar a cualquier comprador con experiencia.

Si además, ésta es la primera vez que compras una vivienda, este proceso puede resultarte demasiado complejo.

Como sabemos que esto no es un juego, si no que puede convertirse en la inversión más importante de tu vida, hemos preparado 6 consejos para que puedas acertar completamente a la hora de adquirir el que será tu nuevo hogar y el de tu familia.

Estos son los 6 consejos antes de comprar vivienda más importantes:

1. Elige qué tipo de vivienda se adapta mejor a tus necesidades

  • Hay muchas opciones a la hora de comprar una vivienda: Apartamentos, pisos, dúplex, chalets, casas de campo,…
  • Cada una de estas opciones tiene sus ventajas y desventajas.
  • Por ello, es importante conocer qué necesidades tenemos en cuanto a la vivienda y ver qué objetivos buscamos al comprar una.
  • También sería lógico mirar hacia el futuro y hacernos una serie de preguntas que serán importantes más adelante.
  • Por ejemplo, deberíamos preguntarnos si aumentará o no la familia, si queremos una zona tranquila donde puedan jugar los niños o una zona céntrica cerca de todo, si pensamos en tener mascotas, etc.
  • Te ponemos un ejemplo, si nuestra idea fuera que de aquí a 10 años la unidad familiar aumente a 6 miembros y queremos tener 2 mascotas, no sería buena idea comprar un piso pequeño de 2 habitaciones.

2. Examina la ubicación

Este consejo va un poco reñido al anterior. Lo que queremos decirte con este consejo es que tengas en cuenta las expectativas que buscas con tu futura vivienda en cuanto a su localización.

Tendríamos que evaluar la distancia con respecto a colegios, medios de transporte disponibles desde el lugar, distancia al lugar de trabajo, centro de salud, supermercados, bancos, lugares de ocio,…

También será bueno conocer en qué tipo de barrio deseamos vivir, si nos gustan los barrios grandes o pequeños, más tranquilos o menos y qué tipo de vecinos hay en cada zona, entre otras cosas.

3. ¿Hipoteca a tipo fijo o variable?

Actualmente las hipotecas a tipo variable son muy apetecibles debido a que el Euribor sigue bastante bajo. Esto nos haría encontrarnos en una situación muy favorable en estos momentos.

El problema está en que esta situación no durará para siempre. Una hipoteca suele rondar los 20 o 30 años, tiempo más que suficiente para que fluctúe el Euribor a porcentajes importantes. Esto debe ser un factor a tener en cuenta y no dejarnos llevar por la situación actual únicamente.

  1. Por otro lado, las hipotecas a tipo fijo se sitúan como una muy buena opción, ya que sin ser tan interesante en estos momentos como el ejemplo anterior, “sigue siendo una oferta atractiva en estos momentos, ya que permite ofrecer tipos mucho más bajos que en el pasado” analiza BBVA.
  2. Este tipo de hipoteca está especialmente recomendada a personas que quieren evitar cualquier tipo de contratiempo en cuanto a la cuota de su hipoteca.
  3. Si bien los primeros años es cierto que tendrán que pagar una cuota más alta que si tuvieran una hipoteca a tipo variable, conocerán en todo momento la cuota que tendrán que pagar cada mes y así evitar posibles subidas en el Euribor.

4. Qué no te engañe el banco

  • No son pocas las ocasiones en las que uno solicita una hipoteca al banco y éste le quiere adherir la obligación de contratar algún tipo de seguro o producto.
  • En este aspecto, debes saber que los bancos en ninguna momento pueden condicionar la concesión de la hipoteca a la contratación de seguros o productos.
  • Lo que sí es una opción es que podáis llegar a un acuerdo en el que contratando este tipo de seguros o productos, el banco pueda recompensarte bajando el tipo de interés de la hipoteca.
  • De todas maneras, antes de decidirnos, debemos hacer cálculos de si nos interesa o no, y comparar el precio que nos están ofreciendo con el de otros bancos.

5. Busca asesoramiento en profesionales inmobiliarios

  1. Muchas personas optan por buscar vivienda por su cuenta y embarcarse en la compra de su casa sin ningún tipo de asesoramiento externo.
  2. Lo que en un principio puede parecer un ahorro económico, puede transformarse en futuros quebraderos de cabeza y malas decisiones.

  3. Nuestra recomendación es que busques a profesionales en este campo para que te asesoren en una decisión tan importante como ésta.

Estos asesores conocen el precio adecuado de cada vivienda según la ubicación que tiene.

Además cuentan con experiencia y conocimiento dentro del mercado inmobiliario, y están capacitados para llevar a cabo todos los procedimientos a seguir y garantizar que la operación sea exitosa.

Por otro lado, estos profesionales han sido capacitados para negociar y llegar al mejor acuerdo posible, por lo que seguramente lograrán mejores precios en tu beneficio.

6. Si estás convencido, no lo alargues demasiado

  • Para terminar, el último consejo que debes saber es que si tienes claro la vivienda que quieres y tienes el capital necesario, no te lo pienses mucho.
  • Debido al aumento de la concesión de hipotecas y al aumento de empleo, la vivienda se está revalorizando y éste es un dato que seguirá aumentando durante este 2016 y el año que viene, según indican las previsiones (aunque a un ritmo lento y en función de la ciudad).
  • Así que si lo tienes claro, no tardes, pues ahora seguramente te saldrá más barato que dentro de unos meses.

Con estos 6 consejos antes de comprar vivienda estamos seguros de que te será mucho más fácil acertar en tu próxima compra.

Pero si aún tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de darte el mejor asesoramiento posible conforme a tus necesidades.

Diez consejos a tener en cuenta antes de comprar una vivienda

Comprar una vivienda es uno de los pasos más importantes para cualquiera, y como tal ha de ser planteado con calma, ya que pensar en el desembolso supone una situación de estrés para las familias pero también una alegría cuando se piensa en construir un nuevo hogar desde cero.

Analizar el mercado, conocer posibilidades y oportunidades, ser coherente… todo influye a la hora de adquirir un inmueble, sea para uso propio o como futura inversión.

Estos son los diez puntos imprescindibles a tener en cuenta antes de firmar una hipoteca y alejar posibles conflictos que resten protagonismo a un proceso tan ilusionante.

¿El centro o las afueras? La ubicación es uno de los factores más relevantes.

No se limita solo a la zona, sino a todo lo que gira en torno a ella: comunicaciones por carretera y transporte público, existencia de servicios –como supermercados, colegios, centros de salud- cerca y otros detalles harán que la casa sea más cómoda y, en última instancia, suponga una mejor inversión. No es necesario mudarse al centro de la ciudad; de hecho, los barrios de moda están cada vez más alejados del kilómetro cero.

El mercado inmobiliario actual es diverso, pero sea cual sea el presupuesto, hay que valorarlo con calma.

Además de ser acorde a la oferta –si descubres un chollo demasiado bueno, sospecha-, es importante tener en cuenta la zona en la que se encuentra, las calidades, la necesidad de reforma y a qué nivel, las prestaciones comunes de la comunidad… en definitiva, todos los factores que giran, tanto directa como indirectamente, alrededor de la compra.

Todo el mundo sueña con su casa perfecta, pero a la hora de ajustarse a la realidad, la cosa cambia. Eso no significa que no puedas tenerla, por supuesto, pero de una forma coherente.

Los expertos recomiendan, entre otras cosas, que el pago mensual de la hipoteca no suponga más del 40% del sueldo, siempre con una proyección de ganancias personales a corto y medio plazo.

De hecho, muchos bancos exigen un umbral más ajustado, incluso por debajo del 30%.

En viviendas nuevas o reformadas, un gran punto de valor es la instalación de un sistema que minimice la demanda de energía, con posibilidades eficientes de producción como fuentes renovables.

Eso garantiza, además de una inversión de futuro, una manera efectiva para reducir la factura energética cada mes.

Elegir una vivienda con etiqueta A en la categorización de eficiencia energética supone un ahorro estimado del 89% respecto a una calificación F, algo positivo tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.

You might be interested:  Juzgado competente sobre clausulas suelo

Elegir una hipoteca es tan importante como seleccionar la casa en cuestión, por lo que el análisis de las posibilidades también debe ser exhaustivo.

Además, según nuestros intereses, es importante decantarse por la opción a tipo fijo o variable (siendo la cuota mensual a pagar de la primera la misma durante toda la vida del préstamo y de la segunda ajustable según las condiciones del mercado), el periodo, el pago mensual o el desembolso inicial.

En este sentido no hay respuesta única, pero sí una serie de factores que inclinarán la balanza hacia un lado u otro.

Si se elige vivir en el centro de la ciudad, probablemente la opción sea la segunda mano, reforma incluida; de optar por vivienda nueva, situadas en gran medida en la periferia, hay que valorar las comunicaciones y los servicios que ofrece, entre otras cosas.

También pesa el gasto derivado de la compra: si se trata de un edificio antiguo, puede que sea necesario hacer algún cambio costoso –tuberías, aclimatación…-; si se trata de una obra nueva, los gastos pueden proceder de factores como la comunidad en caso de elegir un hogar con piscina, jardín u otras zonas comunes.

Una vez elegido el inmueble, es de vital importancia revisar, de la mano de un experto, todos los factores que influyen a largo plazo.

Si se trata de un piso de segunda mano, habrá que volcar los esfuerzos en comprobar los sistemas de aislamiento, conductos o iluminación; en la obra nueva, es importante conocer al detalle los posibles gastos derivados, la zona en la que se sitúa y los servicios a los que se pueda acceder a pie. Si existe algún elemento defectuoso lo mejor es avisar al anterior propietario, ya sea particular o una promotora, para que se encargue de los arreglos pertinentes.

IVA, AJD, IBI… los impuestos sujetos a la compraventa son numerosos y, aunque unos son más conocidos que otros, nunca está de más informarse y hacer un repaso general para evitar malentendidos o sorpresas de última hora.

Los ahorros necesarios para hacerse con una vivienda han de ser de, al menos, el 20% del precio del inmueble, parte que no cubre el préstamo hipotecario. Sin embargo, es necesario pensar también en un segundo colchón, que abarque desde gastos de gestión –notario, escritura…- hasta gastos extraordinarios que puedan surgir tras la compra de la vivienda.

Encontrar un chollo es más bien difícil; cuando se trata de comprar, es necesario ser coherente. La idea es no precipitarse, pero coger la oportunidad si esta se presenta. El punto medio pasa por comprobar la propiedad con detenimiento antes de adquirirla, pero no dudar si todo va bien, además de tener clara la zona y las características de la propiedad que se busca.

Además de seguir el decálogo de indicaciones que se encuentra sobre estas líneas, es importante recordar que rodearse de buenos profesionales y gestores puede hacer de la compra un proceso más seguro e ilusionante, pues, más allá del estrés que genera enfrentarse a una inversión de estas características, no hay que olvidar que la construcción de un nuevo hogar es uno de los momentos vitales más importantes de toda familia.

10 claves para examinar una casa antes de comprar

Una vez dentro de la vivienda, debemos analizar con detalle si la memoria de calidades que el administrador o propietario ha facilitado (es importante pedirla antes) se corresponde con lo que se ve. Si no es así, siempre se puede intentar negociar el precio a la baja.

¿Cómo está distribuido el piso?

Un aspecto clave durante la visita es observar la distribución de las estancias: si se adecua a las necesidades, si resulta cómoda y atractiva o si, en caso de que no sea así, si es fácil cambiarla.

Algunas cosas no se perciben a simple vista, como la diferencia entre muros de carga y tabiques

Hay que fijarse muy bien en todos los detalles, por pequeños que sean: remates, situación de las puertas, tabiques y muros de carga, etc.

Si se cree que hay algún muro que pueda estorbar a la hora de lograr la distribución deseada, se puede golpear con los nudillos para comprobar si es o no de carga y si podría eliminarse.

No pases por alto techos, ventilación, iluminación y calefacción

Se deben observar bien los techos, la ventilación en los baños y cocina, los radiadores, la luz, los azulejos, el color de los sanitarios y los suelos, la instalación eléctrica y la de gas. Cualquier desperfecto o mal funcionamiento podría suponer un desembolso importante de dinero a posteriori.

Fuente: Pinterest

9 cosas que tienes que mirar antes de comprar una casa

Comprar una vivienda es una de las mayores inversiones que una persona suele hacer a lo largo de su vida, por lo que es una decisión que se debe tomar con calma.

Repasamos las 9 cosas que tienes que comprobar antes de comprar una casa:

Quién es el titular y cuáles son las cargas de la vivienda

Para comprobar que quien te está vendiendo la casa es el propietario legal de la misma debes solicitar una nota simple o certificación en el Registro de la Propiedad, en la que también se informará de la descripción de la vivienda, y si está libre de cargas (si tiene hipoteca, un embargo, etc.). Siempre hay que comprobar que la vivienda se encuentra libre de cargas.

Hay que tener en cuenta que mientras la nota simple solo tiene un valor de carácter informativo, la certificación registral tiene carácter de documento público otorgando una presunción de legalidad a los actos y contratos inscritos en ella reflejados, encontrándose bajo la protección y al amparo de los Tribunales.

La ubicación

Una de las cuestiones más importantes a la hora de elegir vivienda es su situación. No es lo mismo comprar en el centro de la ciudad que en el campo, por lo que deberás valorar la disponibilidad de aquellos servicios y dotaciones que sean más importantes para ti y tu familia: colegios próximos, hospitales, supermercados, medios de transporte público, buenas comunicaciones, etc.

La inspección técnica de edificios (ITE)

Los inmuebles con más de 50 años de antigüedad deben pasar cada 10 años este control técnico, pudiendo establecer las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos una regulación más exigente cuyo examen informará del estado general de conservación del edificio, del grado de accesibilidad y de su certificación energética.

Comunidad de propietarios

Si la casa que te interesa adquirir es un piso o forma parte de una urbanización, tendrás que pagar una cuota de la comunidad de propietarios, lo que podría ascender el total a pagar si esta no está incluida.

Hablar con el presidente de la comunidad antes de comprar también te servirá para informarte de si hay obras previstas en el edificio y cuál es el coste de la derrama para cada propietario; de cuál es la situación económica de la comunidad (si hay propietarios morosos) y cuáles son los estatutos (por si no permiten tener mascotas, por ejemplo).

Ir al ayuntamiento

En el ayuntamiento al que corresponda la vivienda puedes informarte de si existe alguna denuncia de algún vecino sobre la propiedad, o bien si hay en tramitación algún proyecto que pueda influir en el valor de la casa, como pudiera ser la construcción de un nuevo vial muy próximo a la vivienda.

El estado general de conservación de la vivienda

Si compras una casa de segunda mano debes cerciorarte de cuál es el estado de fontanería, electricidad y bajantes, para saber si tendrás que afrontar una reforma a corto plazo o no.

Conocer el valor mínimo de venta de la vivienda

Las comunidades autónomas fijan unos precios mínimos a los que se puede vender un inmueble, para evitar el fraude que supone escriturar por un valor inferior al real y así pagar menos impuestos. Este valor mínimo se calcula habitualmente tomando como referencia el valor catastral, al que se le aplica un coeficiente corrector en función de la ubicación del inmueble, su antigüedad, etc.

Los gastos asociados a la compraventa

Adquirir una vivienda supone un desembolso importante.

Hay que tener en cuenta el coste de la inmobiliaria que gestiona la operación, el coste de la escritura pública de la compraventa en la notaría, el de la inscripción en el Registro de la Propiedad, los impuestos asociados (IVA o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales dependiendo de si es una vivienda nueva o de segunda mano, etc.) y los costes de la gestoría.

Si necesitas contratar una hipoteca

Es habitual que para poder afrontar la compra de una casa tengas que solicitar una hipoteca, por lo que es necesario hacer un repaso y análisis de las diferentes tipos de hipotecas para dar con la que mejor te conviene según tu situación económica. Puedes calcular la cuota de tu hipoteca con nuestro simulador. Además, en el precio final de la operación has de tener en cuenta los gastos asociados a la hipoteca.

Siguiendo esta pequeña guía, en la que hemos hecho un repaso de las cosas que debes mirar antes de comprar una casa, te asegurarás de que la compra de tu nueva vivienda es una decisión reflexionada y acertada.